Acualmente en "atrévete a pensar con libertad"

miércoles, marzo 15, 2006

INMIGRACIÓN Y DEMAGOGIA


Siempre que nos quieren vender el “papeles para todos” nos cuentan la misma verdad a medias: “los españoles también fueron emigrantes”; pero no cuentan que, para ir a Europa, se nos exigía un contrato (en origen) y pasar un reconocimiento médico ; y que, al quedarse sin trabajo, los enviaban de vuelta.

Desde Europa, con más experiencia, no cesan de criticar nuestra política de inmigración y avisarnos de que no podemos ser el coladero de la inmigración ilegal; y nosotros, que solo cuando nos interesa, somos más europeos que nadie, seguimos haciendo demagogia con el tema.

Yo soy el primero en recordar, que es un deber de los países desarrollados, sacar al resto de su situación, con políticas de desarrollo sostenible en sus naciones y cubrir nuestra demanda de trabajadores con una política de regulación racional de la inmigración que favorezca, por igual, a nosotros y a los inmigrantes, con la siguiente premisa: las demandas temporales se han de cubrir con inmigrantes temporales.

En la última III Cumbre hispano – polaca, nuestro presidente, convencido de que la economía española está “sólida”, ha decidido adelantar en 5 años la libre circulación de los trabajadores comunitarios de Europa del este; no sé si se puede considerar “sólida” una economía con más de dos millones de parados, pero si tenemos en cuenta que, hoy por hoy, nuestra infraestructura sanitaria, de vivienda y educación es deficiente, la medida no parece ni acertada ni sostenible.

Cuando se junte esta demagogia, con una política económica deficiente y una crisis económica, saltará la chispa y, mientras nuestros políticos se preguntaran como ha podido ocurrir, los trabajadores españoles y los inmigrantes, que sí podíamos acoger, pagaremos el pato.

Por último, si me permiten una pregunta: ¿los sindicatos no tienen nada que decir?, tal vez, si no vivieran a costa de las subvenciones, se les soltaría la lengua.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Será su opinión y está bien que la haga pública. La respeto aunque la lectura de la misma me produzca arcadas. Lo malo no es que lo escriba, si no que lo piense. Qué vergüenza y que asco.

Tántalo dijo...

Quiero expresar al autor mi total conformidad con lo que ha expuesto. En lo referente a la postura sindical, mucho me temo que tendremos que esperar una nueva revisión de la deuda histórica o la entrega de algún premio a la duquesa de Alba.
Lamento profundamente incrementar con mi opinión los problemas estomacales del anterior comentarista.
Un cordial saludo.
A ambos.

Mi libre opinión dijo...

A la falta de solidez y respeto de los argumentos de “Anonymous 12:25 PM” se ha de añadir algo peor: la “auto-contradicción”; el respeto siempre estará reñido con la vergüenza, el asco y las arcadas.
Mediante el uso de la razón se defienden las ideas, mediante la violencia verbal y física se imponen.