Acualmente en "atrévete a pensar con libertad"

jueves, febrero 09, 2006

CEUTA, MELILLA Y EL SILENCIO PRESIDENCIAL.



Un amigo militar, cuando la ocupación de Perejil, me hizo ver un aspecto fundamental, a tener en cuenta, en las relaciones con nuestro vecino: los países “como Marruecos” consideran que las democracias son cobardes por naturaleza.

La toma de perejil fue mucho más que una bravuconada: consistió en mover “ficha” para ver como reaccionábamos; y reaccionamos, tras un intento diplomático,
rápida y correctamente.

Durante el reciente viaje de Zapatero a las ciudades españolas, repito: ¡españolas!, de Ceuta y Melilla, Marruecos protestó por dicha visita, ya que considera a estas plazas territorio marroquí ocupado.

La respuesta de José Luis brilló por su ausencia, y, como, “el que calla otorga”, nos dejó (a los que nos sentimos españoles) avergonzados e impotentes al comprobar en manos de quien estamos, mientras le escuchábamos hablar, para no molestar a su amigo de Rabat, de la manoseada “Alianza de Civilizaciones”.

No ha pasado ni una semana de su visita y, de nuevo, hemos cedido ante Marruecos; renunciando a construir el nuevo vallado de seguridad, la celebre “sirga tridimensional”, en nuestro territorio, para no enfadar a nuestros vecinos.

No sé si “ la marcha ” que se nos avecina será de color “ verde ”, lo que me asusta es ver el nivel de firmeza, de nuestro gobierno, en la defensa internacional de nuestro territorio.

2 comentarios:

Tántalo dijo...

Esperemos, al menos,que esta visita solo quede en eso, en una simple visita. Quizás no a todo el mundo, pero a mi sí, este viaje relámpago de Rodríguez me recuerda a aquel del Príncipe a El Aaiún en octubre del 75; un mes después, merced a los Acuerdos Tripartitos de Madrid, salimos de nuestra provincia africana a cambio de algunas monedas que, como en el caso de judas, seguramente serían de plata.
Felicidades por su artículo. Un saludo.

Anónimo dijo...

Si no fuera por La Legión no hubiera comido ya los moros