Acualmente en "atrévete a pensar con libertad"

lunes, febrero 06, 2006

LA OBRA ¿SOCIAL? DE LA CAIXA.


La obra social de La Caixa nos ha sorprendido con una iniciativa, en principio positiva, encaminada a acercar el arte a los ciudadanos, con exposiciones itinerantes, en la calle.

Se trata de la obra “
El Mito Perdido” de Igor Mitoraj, consistente principalmente en imitar el estilo griego y romano añadiendo algunos detalles modernistas a sus esculturas. Entre sus obras encontramos algunas que hacen hincapié en la genitalidad, distanciándose del modo sutil de que se valían en las épocas que pretende emular; por ejemplo podemos encontrarnos el rostro de un ser mitológico sustituyendo, por decirlo educadamente, el pubis femenino en una de estas esculturas.

A estas alturas, en las que se degrada la dignidad humana utilizando el cuerpo como mero objeto de reclamo sexual, poca gente se escandalizará por unas esculturas en las que se representan algunos desnudos pero, esto no es excusa, para que, sin la más mínima delicadeza, se planten a la puerta de una Iglesia y, más aun, si esta es la de la Patrona de Granada.

Además, en mi opinión, no es la calle el lugar apropiado para exponer algunas de estas esculturas, a la vista de menores que no cuentan con el criterio necesario para verlas en su contexto artístico.


Tenemos que plantearnos si este es el destino social que queremos para nuestro dinero; más aun cuando hace unos meses La Caixa también, desde su obra social, financió un libro titulado “
Violencia tolerancia cero” en la que se llega afirmar que las religiones cristiana y judía así como la familia tradicional, son las responsables de la violencia de género.

Se me ocurre que La obra social de La Caixa tiene otras maneras de invertir nuestro dinero, por ejemplo facilitando la adquisición de una vivienda reduciendo el tipo de interés o quitando las comisiones.

De seguir La Caixa por este camino no nos quedará otra alternativa que retirar todo nuestro dinero de las cuentas que tengamos en esta entidad, para que, como “la pela es la pela”, rectifique.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

SE ME OCURRE A MÍ QUE ERES UN OBTUSO DE ESOS QUE PERTENECEN AL OPUS DEI, MORALIZANDO A CASA PASO QUE DAN Y LUEGO RESULTA QUE CON LA HIPOCRESÍA QUE OS CARACTERIZA, PODÉIS LLEGAR A SER LO MÁS GAMBERROS SEXUALES DEL MUNDO MUNDIAL

*hago notar: no en vano, de enlace tienes a la COPE
Retrógrados al poderrrr

Anónimo dijo...

Me ha llamado la atención el comentario que le hace esta persona a los dos artículos de la obra "social" de la Caixa. Es el típico comentario de los de izquierdas. Se atreven a llamar retrógrados a las personas que escuchan una emisora que dice la VERDAD, si oyes bien, que es lo que los de izquierdas no conoceis ni reconoceis dada vuestra facilidad para contar mentiras. En cuanto a los artículos estoy totalmente de acuerdo aunque ya sabemos que de la Caixa no se puede esperar mucho más después de los préstamos tan ventajosos a Montilla.

Anónimo dijo...

Me da vergüenza pertenecer a la raza que piensa y escribe estas cosas. Debería haber una policía defensora del arte que encarcelara a estos fascistas quemalibros.
Muchas gracias a los responsables de que Granada posea por unos días la magia de Mitoraj.
Espero que las opiniones por suerte minoritarias de esta panda de incultos subnormales no afecte a la permanencia del arte.

Mi libre opinión dijo...

Respuesta a “Anonymous (1:54 AM )”

Si por tu “respetuosa” y “sólida” argumentación, se me ocurre pensar que eres una persona defensora del derecho fundamental, dentro de los límites legales, a la libertad de expresión de los demás, aunque, no sean políticamente correctos o no compartan tus opiniones, seríamos dos los equivocados.

En lo sucesivo, si quieres hacerme llegar tus opiniones sobre este artículo, o cualquier otro, gustosamente las leeré, siempre y cuando, las expreses desde el respeto y la reflexión. Como dice el refrán: “hablando se entiende la gente”.

Respuesta a “Anonymous (1:32 PM )”

Después de aplicarte lo anterior, te pediría que hicieras un esfuerzo de sinceridad y reconocieras que, lo que realmente quieres no es una “policía defensora del arte que encarcelara a estos fascistas quemalibros”, sino una al estilo de la KGB que mandara a un “Gulag siberiano” a todos los que no piensan, en todo, como tú.

(Dime de qué presumes y te diré de qué careces).

Anónimo dijo...

Mi aplauso más sincero a "la Caixa". Sólo una entidad con gran categoría es capaz de poner en marcha dos inciiativas de la envergadura de las que se critican (mentes retorcidas, abríos): acercar el arte y la cultura a todos los ciudadanos y tratar de contribuir a erradicar la violencia de nuestra sociedad. Esto sí que son dos problemas gordos!!!

Saludos